NEURASTENIA “Te lo pelo... Sucumbir”

Tras un largo descanso que se remonta al año 2000, con la publicación del que fue su segundo disco, "El asesino de la pala", los barceloneses Neurastenia vuelven a escena de forma ambiciosa, con tercer cd bajo el brazo, anunciando que es el primero de una trilogía y poniéndolo a disposición de todo el mundo en su página web junto a todos sus trabajos anteriores. Pese a que estamos hablando de un regreso, somos muchos que no teníamos constancia de su existencia, así que, para los que no les conocían decir que practican un rock
de aquí, muy suave y poético que bien podríamos definir como a medio camino entre Marea y Extremoduro, aunque optando en todo momento por la pausa y la delicadeza, alejándose de toda estridencia.

Esta afinidad con Extremoduro ya se puede ver en la breve pieza que da inicio al álbum, "Miro la ventana Unconcho", una pieza muy pausada de menos de 1 minuto en que las teclas incluso solapan levemente la voz de Jesús. "Si te quedas", en cambio, ya ofrece un tono más eléctrico y rockero en que de nuevo vuelve a llamar la atención la delicada garganta de Jesús que muchas veces, por su misma tesitura, parece esconderse tras los elementos, como si rehuyera el protagonismo cuando realmente es uno de los elementos distintivos de la banda (si no el elemento distintivo).

"Te lo pelo" es, creo, la pieza en la que se centra no sólo el disco sino también la trilogía. Se trata de un corte más vital y fresco, con un tono más amable, pegadizo y accesible y que, de forma traviesa nos introduce en un peligroso juego sexual. Tras ella, "Como un gato... por las calles de Graná" acentúa su tono eléctrico además de mostrarse aún más insolente, anticipando una explosión de rabia que nunca llega. "Alula", en cambio, es mucho más pausada y melosa aunque intensa pero, sobretodo algo más dispersa, sobretodo en su extraño planteamiento instrumental en el ecuador del tema que rompe momentáneamente con el ritmo de la pieza.

"La baba" es otra canción de "amor" disipada e insolente, con un cuidado tono eléctrico que sólo desgarra el silencio acariciándolo, colmando los vicios rockeros de las guitarras pero sin endurecer en demasía la composición. "Putos puntos suspensivos..." vuelve a recurrir a una mayor melodía en su andar desesperado pero cauto y delicado, con cierto deje flamenco en la voz principal que, como sucede en el disco con la dureza, se intuye, se palpa pero no acaba de ocurrir y desenvoluparse, aunque en este tema se está cerca.

"Deseo azul" es más dinámica, mostrando a Jesus cantando en unas tesituras diferentes, pasando de sonar más despierto a mostrar sus dejes flamencos, desconcertándonos en una pieza que muestra una buena y notoria melodía que va apareciendo y escondiéndose tras un ritmo más atropellado. "Sucumbir" arranca dando rienda suelta a su vena más rockera para luego alimentar su alma, mostrando el recitar de su poeta intercalado en su paso de manera que la canción solapa a la poesía y viceversa y seguir su curso disperso, travieso y alocado, dando pales de ciego pero sin acertar a nada.

"Huele a gris" es una muestra de osadía por parte de Neurastenia que parecen acerca su propuesta a una especie de jazz fusión que, pese a que apunta buenos momentos, no acaba de convencer y, en su final, otro recital de poesía. "Mundo friki" sigue dando muestras de valentía, ahora con detalles más próximos a las raíces del rock'n'roll e incluso a una big band, con un resultado, como mínimo curioso. El álbum acaba con "No soporto", una breve pieza, muy relajada que finaliza el álbum de la misma forma resumida con que se inicio.

Neurastenia ha firmado un disco agradable en el que ha sido un regreso silencioso, igual que fue su marcha. No están aquí para insertar su nombre en la historia del rock sino que me parece que su música responde a una necesidad de comunicar, de contar historias y exorcizar fantasmas. Una propuesta sincera que no parece dirigida a la gran masa aunque tampoco por eso debe estar reñida con ella, de hecho otras propuestas poco comerciales han conseguido llegar. Veremos como prosigue esta trilogía. 7 / 10.

 

Temas destacados: "Te lo pelo".

Se recomienda a: amantes del rock callejero pero poético de bandas como Extremoduro.

Jordi (crítica online desde el 9-8-09)

 

<- Volver a archivo